Las dos muertes de Sócrates

Autor:
Año 399 a.C. Un viejo sostiene con pulso inalterable la copa de cicuta. Ha sido condenado a morir por propia mano. Rehusó defenderse en el juicio, escapar cuando sus amigos le prepararon un plan de fuga. Su muerte será la refutación del veredicto de culpabilidad. El vapor de la cicuta escapa de los barrotes de la prisión, parece flotar en el aire de Atenas, como emanación de una culpa colectiva. Atenas bebe la cicuta con él. Sócrates muere y se hace inmortal. Lo recordaremos como el hombre que murió para redimirnos de la injusticia y la ignorancia.
Tal es la leyenda que nos transmitió Platón, su hagiógrafo. Pero esta misteriosa muerte tiene otras interpretaciones, otra leyenda nunca escrita por un coetáneo. En Las dos muertes de Sócrates se investiga sobre otra pista. En ella confluyen varios escenarios: un prostíbulo de lujo, una hetaira vengativa, las calles de Atenas, la arena política, pasiones encontradas, los hilos invisibles del poder.

1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos6 puntos7 puntos8 puntos9 puntos10 puntos (Todavía sin puntuar)
Grecia, Época clásica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Botón facebook connect puro CSS3

Novela histórica

  • Prehistoria (31)
  • Hispania (37)
  • Mundo actual (21)
  • Varias épocas (27)
  • Aventura, intriga y misterio (169)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies